TRANSPYR 2020: REALIZAR NUESTROS SUEÑOS

TRANSPYR 2020: REALIZAR NUESTROS SUEÑOS

12 junio 2020 4 Por Yisus

¿Qué es más importante: tener un sueño, o hacerlo realidad?

Este domingo 14 de Junio tenía que hacerse realidad un sueño en el que llevaba viviendo ya un año: comenzar la Transpyr Coast-to-Coast 2020. Transpyr, mi prueba ciclista favorita por etapas que consiste en unir el Mediterráneo y el Atlántico cruzando los Pirineos en 7 días desde Roses a Hondarribia (800 km y +20.000 m), es una “vieja” conocida para mí. Después de ser finisher en modalidad individual MTB las ediciones del 2018 y 2019, este año 2020, animado por el incremento repentino de “flacos” en nuestra grupeta, me animé a realizar la Transpyr en la modalidad carretera (BackRoad). Sin embargo, la pandemia truncó este sueño que no va a hacerse realidad en 2020. Y, justo este fin de semana que debía estar viajando para iniciar la carrera, me pregunto: ¿Qué es más importante para cualquiera de nosotros, hacer realidad un sueño, o lo realmente importante es la transformación que experimentamos hasta alcanzar nuestro objetivo?

SUEÑO

Comienzo por decir que no tengo respuesta para la pregunta anterior. Podría decir que depende de si eres más soñador o más pragmático, pero es que en mi caso he disfrutado y aprendido muchísimo de las dos facetas. Porque, ¿habéis experimentado esa sensación maravillosa que te invade cuando estás imaginando un nuevo proyecto en tu vida, ya sea personal, deportivo o profesional? ¡Es una sensación única, que sólo ocurre cuando INICIAS un proyecto! Es una sensación que también nos contó Alejandro en su último post GLACIER 360º_EL ÚLTIMO DÍA. Ese momento inicial brutalmente creativo, extenuante y muy intenso, en el que tu mente está a toda máquina diseñando planes para conseguir lo que quieres, es sencillamente genial. Te hacer sentirte vivo y único por ser capaz de ordenar un puzzle caótico de ideas y propuestas que conducen a un resultado final gratificante, que sólo tú has podido imaginar. En el “sueño” de esta Transpyr he imaginado como me debía preparar para un terreno desconocido para mi como la carretera, qué debía mejorar en mis entrenos, qué bicicleta debería llevar, etc.. Ha sido, sobre todo, una transformación mental como ciclista que durante el entrenamiento de estos meses jamás pensé que podía conseguir (yo, que soy un fornido “comehierba” MTB).

REALIDAD

Pero no cambiaría lo anterior por la vivencia de aterrizar tu proyecto, implementar tu idea y hacerla realidad: esa experiencia es tremendamente generosa contigo, porque te hace contrastar tu “mundo ideal” con la realidad, y te somete a un proceso de experimentación, prueba, error y adaptación que te hace EVOLUCIONAR y aprender como nunca antes habrías pensado. Ese proceso, además, te será de mucha ayuda para tus nuevos proyectos, para perfeccionarlos y hacerlos más alcanzables, pero también para tener mas AMBICIÓN y descubrir nuevos horizontes. En esta Transpyr nunca sabré como habría sido la realidad, pero en las dos anteriores, en cada una de las 7 etapas, apareció siempre algún imprevisto (avería mecánica, lluvia torrencial, barro extremo, caída de algún compañero, problemas físicos, …) que me forzó a reorganizarme y adaptarme súbitamente a la nueva situación. Cuando por fin llegaba a meta, extenuado, después de haber superado las dificultades que surgieron, la sensación de paz y placer era inmensa. Si todo saliera siempre como estaba previsto, ¿para qué hacer la prueba?¿para qué vivir la vida?, justamente la incertidumbre de no saber qué nos va a pasar y con qué nos vamos a encontrar en cada etapa, en el ámbito personal, deportivo, profesional, es lo que hace emocionante este camino. Ahí, en esas situaciones, es donde sacas lo mejor de ti mismo, donde conoces gente extraordinaria (como Alejandro y mis colegas de bici) y donde descubres que puedes conseguir algo nuevo que te cambia para siempre.

No me siento desgraciado por no hacer Transpyr 2020, me siento tremendamente FELIZ por haber podido vivir mi sueño durante todos estos meses, entrenando mi cuerpo y mi mente al lado de mis colegas de bici (y también entrenando los finales de ruta con la merecida caña y risas en el bar 😊).

A mi todo esto me ha afectado muy GRAVELmente (otro día lo cuento). Queridos amigos, ¡REALIZAR VUESTROS SUEÑOS! ♥

8