AL ENCUENTRO DE MIS NECESIDADES

AL ENCUENTRO DE MIS NECESIDADES

7 diciembre 2020 5 Por Alejandro

Recientemente en uno de mis encuentros con los alumnos del Máster de RRHH de Garrigues, dije una frase que generó mucho debate y discusión: “Todo lo que hacemos es para ir al encuentro de nuestras necesidades” La frase la tomé prestada de mi socio Fernando, quien a su vez la tomó prestada de Marshall Rosenberg, psicólogo estadounidense creador de la Comunicación no Violenta.

Los alumnos del master de RRHH con los que comparto conocimientos y aprendizajes al oír esta frase, dijeron prácticamente al unísono: “Eso es ser egoísta, y el egoísmo es malo”. Mantuvimos un interesante debate durante algo mas de media hora, en torno a la idea de si ser egoísta es bueno o malo. La idea que yo argumentaba era que el egoísmo, entendido como hacer algo con el objetivo de satisfacer mis necesidades, más que bueno o malo, es inherente a la naturaleza del ser humano, es un mecanismo de supervivencia, de crecimiento y de plenitud. Es potencialmente favorecedor no solo para mí como individuo, sino para todas las personas que me rodean. Ahora bien, para que esto último se cumpla es necesario haber hecho un trabajo de reflexión y desarrollo personal para alinear mis necesidades con los valores universales del ser humano, que nos permiten vivir en paz y armonía con los demás, y hacer de nuestro mundo un mejor lugar para vivir.

Creo que no tuve mucho éxito con mi argumentación, y el debate finalizó con una frase que suelo utilizar en estos casos: “esta es la idea que yo tengo, y aunque vosotros penséis diferente, espero que al menos os haya ayudado a ver y entender un punto de vista diferente. De esto va la empatía y el crecimiento personal”

Esta mañana leyendo un poco de aquí y de allá, me he encontrado con un artículo de Pilar Jericó, en el que explicaba que el ser humano para encontrar su felicidad busca satisfacer sus necesidades. En esta misma argumentación, Pilar se refiere a 2 autores (Robbins y Madanes) quienes tras largos y sesudos estudios llegaron a la conclusión de que lo que mueve al ser humano cada día es la búsqueda de la felicidad, y en esa búsqueda lo que el ser humano persigue es satisfacer 6 necesidades. Las cuatro primeras son las denominadas básicas, que nos surgen de una manera inmediata y natural, y las 2 últimas se denominan superiores, y son las que desarrollamos conforme vamos madurando y creciendo como personas, siendo la satisfacción de estas últimas lo que más nos acercan al concepto de felicidad. ¡Vamos con ellas…!

Las 4 necesidades básicas

  1. Seguridad: Sentirnos protegidos, cómodos y que “controlamos” lo que nos rodea. Esta necesidad es la que pretendo satisfacer cuando desarrollo cualquier entrenamiento para mi vida. Ya sea en el contexto deportivo o profesional. 
  2. Variedad: Aprender y hacer cosas nuevas para estimular mi cerebro y mis sentidos. Huir de la monotonía, la rutina y la vida anodina. En mi caso, me gusta hacerme la siguiente pregunta “Alejandro, ¿hace cuánto tiempo que no haces algo por primera vez?
  3. Relevancia: Sentirme importante y especial de alguna manera, ya sea alcanzando un reto, o rodeándome de personas que siento que me valoran y me reconocen como alguien especial.
  4. Conexión: Es el sentimiento de identidad, de formar parte de un grupo, que como ser humano he desarrollado a lo largo de los miles de años de evolución de la especie. 

Las dos necesidades superiores (las que nos acercan al sentimiento de felicidad):

  1. Desarrollo: Está referido a buscar mi crecimiento personal y emocional, así como el aprendizaje continuo. Este es el factor fundamental que me llevó a desarrollar Entrena10 y el concepto de “Entrenamientos para la vida” Estar en constante movimiento y evolución.
  2. Contribución: Lo relaciono con mi vocación de servicio hacia los demás: ayudar y servir a mi familia, mis amigos, mis alumnos, mi equipo de trabajo, etc. Necesito sentir que lo que hago trasciende a mi propio beneficio como individuo, y que contribuye de manera positiva al beneficio de quienes me rodean

Quizá si hubiese leído a Pilar Jericó antes de la clase con mis alumnos, habría conseguido tener más éxito en mi argumentación  y en el entendimiento de porqué el “egoísmo” entendido como ir al encuentro de mis necesidades, cuando éstas responden a las 4 básica y sobre todo las 2 superiores, es positivo y potenciador de un mundo mejor. 

 Y tú, ¿cuándo vas a focalizar tus entrenamientos en la satisfacción de estas 6 necesidades?

Hoy te regalo esta bonita canción para que reflexiones de manera tranquila acerca de este nuevo punto de vista sobre el egoísmo.

Socio, hoy voy “sin justificado”. Haciendo algo nuevo por primera vez 😉

 

14