QUÉ BIEN SE ESTÁ CUANDO SE ESTÁ BIEN

QUÉ BIEN SE ESTÁ CUANDO SE ESTÁ BIEN

17 marzo 2020 3 Por Alejandro

Tal día como hoy hace una semana, estaba en la vorágine de la oficina, en la intensidad de los entrenamientos, el trajín de las niñas, y los múltiples “quehaceres” de una vida que probablemente no era muy diferente a la tuya. Iba a tope: cerrando unas cosas y abriendo otras, con una contagiosa sensación de que cuantas más cosas hiciese y menos “huecos” de tiempo tuviese, más estaba aprovechando mi tiempo. Hoy miro a ese tiempo, que parece remoto aunque solo haya transcurrido una semana, y me doy cuenta de tres cosas:

  1. El poco tiempo que dedicaba a tomarme una pausa y disfrutar contemplando los logros que iba alcanzando.
  2. La inercia que tenía de ver como negativo todo aquello que me ralentizaba en mi frenética actividad.
  3. La poca consciencia que yo tenía de lo afortunado que era por tener absoluta libertad de movimiento.

Cuando era niño y caía enfermo, mi madre me traía a la cama un vaso de leche con miel y mis galletas favoritas. Acercaba sus labios a mi frente y me decía: “Alejandriño, qué bien se está cuando se está bien…” Y así es, somos así de tarugos, hasta que no perdemos lo que tenemos, no somos plenamente conscientes de  lo valioso que era lo que perdimos.

Hago esta reflexión sin un ápice de nostalgia. Todo lo contrario, la hago con toda la fuerza y AGRADECIMIENTO, por todo lo que tengo, por lo mucho que mantengo de lo que tenía la semana pasada, y por todas las oportunidades que me regala la nueva situación:

  • Pasar más tiempo con mi familia.
  • La quietud mental que me ofrece que la vida esté pasando al ralentí durante este tiempo.
  • La mayor disposición que tienen las personas que quiero para tener una charla telefónica pausada.
  • El silencio, del que tan poco disfrutamos.
  • El espacio para reorientar cosas en mi trabajo. Ayer tuve una conversación con una persona de mi equipo que hacía mucho tiempo que necesitábamos, y fue realmente gratificante.  ¿A que sí, querido amigo…?

Durante este tiempo quiero seguir entrenando casi todo lo que ya entrenaba hasta ahora, y además quiero convertir en hábito algo que abandoné hace unos meses: EL AGRADECIMIENTO. Siendo 100% consciente de lo bien que se está cuando se está bien. 

Estoy decidido a PASÁRMELO BIEN

12