¡SE ME HA HECHO BOLA!

¡SE ME HA HECHO BOLA!

4 diciembre 2019 2 Por Alejandro

Esta es la frase que yo le decía a mi madre cuando de pequeño no me gustaba la comida, y de tanto rumiarla se me acababa haciendo una bola imposible de digerir. Esta misma frase la han repetido mis hijas en situaciones similares y estoy seguro que lo mismo ocurrirá con mis nietos, que espero tenerlos y conocerlos 🙂

Pues a mí hoy el día, se me ha hecho bola,  y me he acordado de la situación vivida en mi infancia y revivida como padre.

Yo, un perfeccionista de 10, no me he sentido a gusto con lo que iba pasando en mi día. No he descansado lo que necesitaba, no he tenido un día de trabajo de los que me gustan, y no he sido capaz (aún) de implantar una serie de mejoras que estoy buscando para entrena10.com. Un cúmulo de “imperfecciones” que he dejado que me llevasen a que el día se me hiciese bola.

¿Qué he hecho? Como llevo 44 años conviviendo conmigo mismo, he recurrido a lo que he incorporado durante los “entrenamientos” de mi vida:

  • He compartido con mi socio y amigo Fernando mi “bola”. Sé que cuando hablo y comparto lo que me pasa con alguien a quien aprecio y respeto, mis sensaciones mejoran.
  • He hecho mi rutina de entrenamiento, pese a que mi cabeza me quería convencer de que lo mejor que podía hacer era tumbarme en el sofá.

Ambas acciones las he puesto en práctica en repetidas ocasiones cuando algo se me hace bola. Gracias a que las entreno con frecuencia, he conseguido salvar el día y llegar a la noche. Y esto me hace recordar una preciosa canción de Hombres G que tiene una letra muy bonita y una historia preciosa que comparto contigo.

Y tú, ¿qué haces cuando el día se te hace bola?

¡Feliz miércoles!