YO CONFÍO EN TI

YO CONFÍO EN TI

29 febrero 2020 14 Por Alejandro

Una de las frases más bonitas que he escuchado en mi vida es: “Yo confío en ti”. Yo vivo esta frase como el máximo reconocimiento de que con esa persona he hecho las cosas bien. Hay pocas frases que me den tanta fuerza y que signifiquen tanto para mí, independientemente del contexto en el que se produzca: con compañeros de trabajo, con mi pareja, con mis hijas, o en medio de una carrera cuando me la dice un compañero de equipo.

¿Te has parado a pensar alguna vez qué encierra esta palabra tan poderosa? La confianza es una hipótesis sobre la conducta futura de alguien. Es una apuesta que consiste en dejarse ir, dejarse llevar, sin inquietarse por el no-control de lo que puede llegar a hacer alguien o de lo que pueda ocurrir.

En el post VIVIENDO EXPERIENCIAS ÓPTIMAS te hablaba acerca del disfrute y la efectividad ligada a las vivencias FLOW. Vivir FLOW es vivir en confianza, focalizándome en lo que es importante para mí, y evitando hacer un escaneo constante de todas las cosas negativas y posibles traiciones que me puedan ocurrir. Cuando confío en mí, y confío en las personas que son importantes para mí, mi experiencia de vida da un salto de calidad y me sitúa en un nivel superior de felicidad, serenidad y crecimiento.

La confianza no se genera automáticamente, pocas veces confiamos en alguien nada más verlo (aunque a veces pasa y es absolutamente mágico). La confianza hay que ENTRENARLA. Requiere generosidad de quien la genera y de quien la recibe entregándose a ella. Confiar es una forma de vida, es la manera en cómo me quiero relacionar con la gente y con el mundo. Está ligada a mi coherencia de vida, a hacer lo que digo, a mantener mis promesas, y a respetar mis compromisos. Es algo que necesito ENTRENAR cada día, y en todos los ámbitos de mi vida. Yo confío en la cuidadora de mis hijas, en la tutora del cole, en mi pareja, en mi grupeta de bici, en ti (sí, sí, en ti también confío aunque no te lo creas :)). Y ante todo y sobre todo, confío en mí y en mis capacidades. Confío en que haré bien mi trabajo, en que daré a mi familia y amigos lo que necesitan de mí, en que no tendré ninguna lesión antes de la Titan Desert, en que llegaré a la carrera en un óptimo estado de forma física y mental. En definitiva confío en que todo irá bien.

Sin confianza nuestras relaciones no pueden ser profundas, ni sólidas, y nuestra experiencia de vida será incompleta e incómoda.

Sin embargo, somos seres imperfectos, en continuo proceso de aprendizaje, y a veces fallamos, nos equivocamos y podemos traicionar esa confianza que alguien ha depositado en nosotros.

La confianza sube por la escalera y baja por el ascensor

Hay pocas sensaciones tan dolorosas como sentir que hemos decepcionado a alguien, y también lo es que alguien nos decepcione. No ayuda la cantidad de frases que escuchamos y leemos a diario acerca de la imposibilidad de recuperar la confianza perdida. Yo sí estoy de acuerdo en que la confianza traicionada es muy difícil de recuperar, pero no es imposible. Cuando estoy convencido de que verdaderamente vale la pena, soy capaz de ponerme en acción para recuperar la confianza quebrada, a través de los 4 pasos de la “Re-Confianza”:

1. Reconocer abiertamente el error, asumirlo y aprender de él

2. Pedir perdón, perdonar y perdonarme

3. Aceptar lo ocurrido y mirar hacia delante

4. Trabajar con mucha paciencia y cariño

Y tú ¿en quién o qué confías de manera incondicional?

Te dejo este vídeo sobre la confianza en el Circo del Sol. Lo quiero compartir con las personas en las que confío. Recuerda: Yo Confío en Ti 🙂

¡Feliz Día!

20