GLACIER 360º_PRÓLOGO Y SORPRESAS

GLACIER 360º_PRÓLOGO Y SORPRESAS

9 mayo 2020 7 Por Alejandro

Capítulo Anterior Glacier 360º

Yisus y yo somos madrugadores por naturaleza, a ninguno de los dos nos hace falta el despertador para levantarnos temprano. Este día era especial, teníamos que resolver algunos temas logísticos de la carrera. Lo fundamental era poder trasvasar todo el equipaje y enseres que íbamos a llevar durante los siguientes cuatro días a las 2 bolsas estancas de 40 litros que nos entregaría la Organización de la Glacier. Ellos se encargarían de transportar nuestro equipaje desde cada punto de salida hasta la meta. No era tarea sencilla debido a la distancia que había entre nuestro hotel y el “Registration Center” de la carrera, y el escaso margen de tiempo que teníamos hasta comenzar el Prólogo. Cumplida la parte logística, gracias a las buenas artes de planificación y convicción de Yisus, nos fuimos al primer “Briefing” de la carrera. En este tipo de pruebas cada día se celebra este tipo de reuniones, en las cuales la Organización explica a los corredores las características de la etapa, los elementos de riesgo que se pueden presentar, y las normas de seguridad. 

Primeras instrucciones y primeras sorpresas. Nos comunican que es obligatorio el uso de mochila durante todas las etapas de la carrera con un kit de supervivencia. En caso de tener algún incidente en carrera, debido a que pasaríamos por lugares muy remotos, podrían transcurrir hasta 3 horas hasta que llegase la asistencia al corredor. Yo tenía de todo, pero no me había traído mochila. No estaba contemplado en el reglamento de carrera, y además odio montar con mochila. En cuanto anunciaron este elemento obligatorio, Yisus me miró sonriendo y me dijo: no te preocupes, yo me he traído varias mochilas, ¿de qué color la quieres? Yisus es la bomba, parece un mercadillo de material deportivo. Da igual lo que necesites, si sales en bici con Yisus, él tiene de todo por duplicado. Parece el inspector gadget en versión ciclista.

Si necesitas una mano, recuerda que yo tengo dos

Finalizado el Briefing no dirigimos hacia la salida que se encontraba en un frondoso parque situado a las afueras de Reikiavik (Urban Forest). Al llegar a la zona pudimos observar que la carrera estaba plagada de rubios y rubias. Nosotros éramos los únicos morenazos de la carrera, a tenor de que la gran mayoría de los corredores eran nórdicos. Eso iba a marcar una clara diferencia entre nosotros y los demás. 

En la línea de salida iniciamos una conversación con una de las parejas islandesas, el equipo KviKA, compuesto por 2 rubias que prometían ser muy guerreras: Steinunn y Anna. En la conversación, nos preguntaron en qué categoría corríamos, una pregunta que nos dejó un poco descolocado. ¿Dudaban de nuestra sexualidad? ¿Nuestra edad? ¿Nuestro nivel ciclista? Claramente apostaban a que 2 españolitos bien flacuchos y con cara de domingueros, difícilmente iban a ser capaces de terminar una carrera en lo más profundo de Islandia. No obstante, nuestro nombre de equipo, hacía saber a todos nuestros compañeros de carrera que no éramos lo que parecíamos. Nos habíamos bautizado con el nombre “2 Much”

Nuestra salida se produjo de manera puntual a las 14:37. Yisus y yo habíamos acordado ir con calma. Yo iría delante e intentaría no tirar demasiado. Pensamos que el prólogo iba a ser un paseíto por un parque, pero comenzaron las sorpresas, nos habían preparado un recorrido plagado de subidas y bajadas abruptas, con piedras, raíces y rocas que parecían que habían sido cuidadosamente colocadas con el fin de provocar la caída del corredor. Al ir delante, yo iba cantándole a Yisus los obstáculos con los que me encontraba, con el objetivo de que él los sortease con facilidad. Hicimos un buen trabajo de equipo, y llegamos sanos y salvos a meta con una sonrisa en la cara que denotaba nuestra alegría por haber cumplido el primer pequeño obstáculo de la carrera. Ya nos sentíamos en carrera, y listos para afrontar el gran reto de las tierras altas de Islandia. 

El talento gana partidos. El trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos

Este fue nuestro último día en Islandia con clima favorable. A partir de aquí, esta Isla nos enseñó que ser ciclista en Islandia es una heroicidad al alcance de unos pocos…

Te dejo este vídeo con el famoso aplauso vikingo

8