EL CLUB DE LAS 6 DE LA MAÑANA

EL CLUB DE LAS 6 DE LA MAÑANA

13 marzo 2022 17 Por Alejandro

Comienzo este post con un plagio (empezamos bien 😅) Bueno, voy verlo desde un punto de vista más constructivo: Empiezo este post tomando prestado el título de un libro que me encantó, y que te recomiendo que leas: “El club de las 5 de la mañana; controla tus mañanas e impulsa tu vida” de Robin Sharma. Este libro tiene como propósito animar al lector a tomar las riendas de su día a día con un pequeño esfuerzo: madrugar para dedicarnos tiempo a nuestro cuerpo y mente antes de sentarnos frente al ordenador de la oficina o en teletrabajo. Y cuando Robin habla de madrugar, no se anda con chiquitas, te anima a que te levantes TODOS los días de tu vida a las 5 de la Mañana para que comiences el día dedicándotelo a ti, en cuerpo y mente. Las investigaciones de Robin Sharma, le han llevado a concluir que cuando nos dedicamos estas primeras horas de la mañana, conseguimos mejorar nuestra atención, productividad y la capacidad resolutiva ante distintas tareas. A estas horas está todavía amaneciendo, por lo que tu mente está más desconectada de la rutina del día a día: no piensas en las próximas reuniones, ni en las tareas que debes finalizar en el trabajo. Es tiempo para regalarte a ti.

Yo leí este libro bastante antes de mi colapso FELIZ POR VOLVER EN EL SEGUNDO ANIVERSARIO, y apliqué la gran mayoría de los principios que me ofreció el libro, diría que apliqué todos menos 1: El tiempo de estas primeras horas de la mañana tiene que ser para regalármelo a mí. Y ahí es donde radica la gran diferencia de los resultados que antes no conseguía obtener y en cambio ahora sí. Te cuento:

Uno de los elementos fundamentales para mi recuperación a partir de junio de 2021 fue cambiar algunos hábitos ENTRENANDO MIS HÁBITOS. Uno de ellos fue el momento del día en el que hacía deporte. Desde los 10 años, que fue cuando empecé a hacer deporte en mi vida, lo había hecho a última hora del día. Siempre me había encajado bien por agenda, y me sentaba bien. Un simple cambio horario: cambiar el deporte de última hora del día a primera hora de la mañana, para mí lo ha cambiado todo. Fue una recomendación de mi médico, me dijo: “Alejandro, levántate muy temprano, tómate un café y sal a hacer deporte, que sea lo primero que haces en el día” Adquirir el hábito no me resultó difícil. Siempre he tenido facilidad para madrugar, y hacer deporte ya formaba parte de mi rutina diaria. Según me dijo el médico, el deporte libera endorfinas y facilita la segregación de serotonina, dopamina, y todo tipo de …minas 🙂 Para mí se ha convertido en el mayor incentivo del día: madrugar y hacer deporte. Mi hora son las 6 de la mañana, y de inicio todo mi entorno flipaba con este hábito. He llegado a salir a las 6 de la mañana en bicicleta, lloviendo y a (-6º). E incluso en esas circunstancias, he vuelto a casa con una sonrisa y con una energía desbordante para empezar el día.

Empapado tras entreno lluvioso

El título del Post habla “Del Club”, y esto viene porque ya no soy el único “descerebrado” que sale en bicicleta a las 6 de la mañana, llueva, haga viento o frío, sino que mis buenos amigos Álvaro y Gonchi, se han apuntado. Al principio empezaron sin mucha fe, probando un día a ver qué pasaba. Ahora ya no hace falta ni siquiera que lo confirmemos la noche antes en nuestro grupo de whatsapp. Sabemos que todas las mañanas antes del amanecer nos vemos en el Carlos para empezar el día juntos metiéndonos caña. Creo que no ha habido una época de mi vida en la que me haya reído tanto como estos meses que he empezado a salir con ellos, o ellos conmigo. No entra en cabeza humana que a (-6º) en la zona que llamamos El Cabo de Hornos, de madrugada, vayamos los 3 riéndonos hasta el punto que no somos capaces de seguir dando pedales. Hablamos de temas intrascendentes, de trabajo, de nuestras familias, de nuestras preocupaciones, de nuestras ilusiones, de NUESTRA VIDA.

Gonchi pensando en la primera reunión del día

Ah, y que no se me olvide Yisus. Él, recién prejubilado, no sale con nosotros porque nos teme, pero todas las mañanas se asoma desde su casa para mandarnos algún “saludo cariñoso”

Saludo de Yisus al estilo del Papa en la bendición de las 12:00 desde el Vaticano

Y el último integrante de nuestra grupeta, y no por ello el menos importante, es EL CHURRERO. Él no lo sabe, pero antes de que acabe 2022 vamos a entrar en su puesto de churros para ayudarle a hacer los churros y las porras de chocolate 🤣

El merecido premio

No puedo acabar de este post sin regalarte una canción que si no la pongo, Lola me pincha las ruedas de la bici.

Ahí la llevas 🥰

54